2 de abril, Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Es el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con motivo de esta celebración, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha compartido un mensaje.

«El autismo no está restringido a una sola región ni a un solo país; es un reto de alcance mundial que requiere medidas a nivel mundial.[…] Ahora es el momento de obrar en pro de una sociedad más inclusiva, poner de relieve los talentos de las personas afectadas y velar por que haya oportunidades para que puedan desarrollar su potencial.»

A lo largo de su historia, el Sistema de las Naciones Unidas ha promovido los derechos y el bienestar de los discapacitados. Fue en el año 2008, cuando entró en vigor la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, reafirmando el principio fundamental de universalidad de los derechos humanos para todos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para concienciar a la población, de la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que sufren este trastorno.

¿Qué es el autismo?

El autismo no es una enfermedad, sino más bien un desorden del desarrollo de las funciones del cerebro. Las personas con autismo clásico muestran tres tipos de síntomas: interacción social limitada, problemas con la comunicación verbal y no verbal y con la imaginación, y actividades e intereses limitados o poco usuales.

Los síntomas de autismo usualmente aparecen durante los primeros tres años de la niñez y continúan a través de toda la vida. Aunque no hay cura, el cuidado apropiado puede promover un desarrollo relativamente normal y reducir los comportamientos no deseables.Niño autista - Dibujando periodistas

Los casos más severos se caracterizan por un comportamiento extremadamente repetitivo, no usual, auto dañino y agresivo. Este comportamiento puede persistir por mucho tiempo y puede ser muy difícil de cambiar, siendo un reto enorme para aquellos que deben convivir, tratar y educar a estos individuos.

Las formas más leves de autismo se asemejan a un desorden de personalidad percibido como asociado a una dificultad en el aprendizaje.

El número de personas con autismo en España ha aumentado de forma alarmante en las dos últimas décadas. En los años 80 padecían este síndrome 1 de cada 10.000 nacidos, en la actualidad afecta a 1 de cada 150. No se sabe exactamente el motivo de este incremento en el número de afectados, puede ser que por el mayor conocimiento de la enfermedad, haya aumentado el número de diagnóstico, aunque algunos especialistas insisten en que se debe a factores tóxicos ambientales.

El autismo ataca a los varones cuatro veces más a menudo que a las mujeres, y ha sido encontrado a través de todo el mundo en personas de todas las razas y niveles sociales.

¿Qué causa el autismo?

Debido a la enorme variedad que existe entre los diferentes niños afectados de este trastorno, todas las investigaciones apuntan a que no se puede hablar de una única causa del autismo, sino que sería un trastorno multicausal donde el entorno también va a ser determinante en la evolución del trastorno. Entre las teorías que cuentan con una mayor aceptación en la comunidad científica están las que sitúan la enfermedad en uno o varios genes responsables del desarrollo de la enfermedad, la malformación o disfunción en determinadas áreas cerebrales y la detección tardía del trastorno.

–          Causas genéticas

–          Malformaciones cerebrales:

Se han realizado diferentes investigaciones con técnicas neurológicas avanzadas para comparar el cerebro de un niño con autismo con el cerebro de un niño no afectado. Estos estudios han encontrado diferencias significativas en áreas encargadas de las funciones ejecutivas., es decir, del área encargada de autorregular nuestra conducta y dirigirla hacia fines o metas autodeterminadas. También se han encontrado diferencias en otras áreas relacionadas con las emociones y el lenguaje, aunque los resultados no son, por ahora, concluyentes.

–          Alteraciones en las conexiones cerebrales:

Las neuronas (células encargadas de transmitir toda la información cerebral) utilizan unas sustancias llamadas neurotransmisores para conectarse unas con otras. En algunos estudios clínicos, se han detectado mayores niveles de un tipo de neurotransmisores en niños afectados de trastorno autista que en niños no afectados. Esto sugiere la existencia de una disfunción del funcionamiento cerebral como causa de las alteraciones autistas.

–          Los factores ambientales:

Otros estudios sitúan diferentes factores ambientales en el origen del autismo. Estos estudios tratan de negar la existencia de factores genéticos y orgánicos en las alteraciones autistas, sino que plantean los factores biológicos como una predisposición a padecer el trastorno, que, en presencia de otros factores ambientales, desarrollan el trastorno o lo agravan. Algunos de los factores ambientales que se han propuesto en relación con el trastorno son:

  •  La intoxicación por metales pesados (resultados inconclusos)
  •  Intolerancias alimenticias (con una dieta equilibrada se pueden paliar los efectos de la enfermedad)
  •  La detección tardía del trastorno (produce que la situación se agrave)

 

¿Cuáles son algunas señales comunes del autismo?

El rasgo más notable del autismo es una interacción social limitada. Los niños con autismo suelen no responder a sus nombres y a menudo evitan mirar a otras personas. Estos niños a menudo u observan las caras de otras personas en busca de señales para el comportamiento apropiado. Ellos parecen estar ajenos de los sentimientos de otros hacia ellos y del impacto negativo que su comportamiento tiene en otras personas.Niño con autismo - Dibujando periodistas

Muchos niños con autismo se absorben en movimientos repetitivos tales como mecerse y enrollarse el pelo, o en comportamiento auto dañino tal como golpearse la cabeza o morderse. Ellos también suelen comenzar a hablar más tarde que otros niños y se refieren a ellos mismos por el nombre en vez de “yo” o “a mí.” Algunos hablan con una voz cantada sobre un número limitado de tópicos

favoritos con poca consideración del interés de la otra persona a quién le están hablando.

Las personas con autismo a menudo responden anormalmente a sonidos, el tacto u otros estímulos sensoriales. Muchos muestran una sensibilidad reducida al dolor. Ellos también pueden ser extraordinariamente sensitivos a otras sensaciones. Estas sensibilidades no usuales pueden contribuir a síntomas de comportamiento como el resistirse a ser abrazado.

 

¿Cómo puede ser tratado el autismo?

Al presente no hay cura para el autismo. Las terapias o intervenciones son diseñadas para remediar síntomas específicos en cada individuo.

Intervenciones de educación/conducta: Los terapeutas trabajan con niños para ayudarles a desarrollar destrezas sociales y de lenguaje. Porque los niños aprenden más efectivamente y rápido cuando son muy pequeños, este tipo de terapia debe comenzar lo más temprano posible. La evidencia reciente sugiere que una intervención temprana tiene una buena posibilidad de influenciar favorablemente el desarrollo del cerebro.

Medicación: Los médicos pueden recetar una variedad de medicamentos para reducir la conducta auto dañina u otros síntomas problemáticos del autismo, así como condiciones asociadas tales como la epilepsia y los desórdenes de atención. La mayoría de estos medicamentos afectan los niveles de serotonina u otros químicos mensajeros en el cerebro.

Tratamiento del autismo - Dibujando periodistas

¿Qué podemos hacer para ayudar a las personas que por algún motivo, sin saber explicar por qué, tienen dificultades para relacionarse con los demás? Es cierto, que ninguno de nosotros podemos inventar una cura mágica para el autismo, o quizá sí, quien sabe. Pero, al alcance de nuestra mano si está el acoger, en vez de rechazar, el sonreír en vez de despreciar, y el apoyar a los que tienen dificultades.

¿Qué podrías hacer tú para ayudar a las personas con autismo?

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *