28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes

¿Sabes cuál es el origen?

Este día, tiene su origen en la narración del Nuevo Testamento, en la que San Mateo, relata como el rey Herodes ordenó matar a los niños menores de dos años, al enterarse del nacimiento de Jesús, para acabar así con el Mesías y asegurarse el trono como Rey.

La Iglesia, celebra el 28 de diciembre, el Día de los Santos Inocentes, para recordar las muertes de aquellos niños.

Con el paso de los años, también se ha convertido en un día para gastar bromas inocentes a los amigos.

En los países anglosajones, el 1 de abril, se celebra “el día de los tontos”, Fools’Day. Y en Francia, el uno de enero, se celebra la Fiesta de los locos, para conmemorar al asno que llevó a  Jesús en su entrada a Jerusalén el Domingo de Ramos.

Ambas fiestas se consideran también origen de los que hoy celebramos como Día de los Inocentes.

En España, el símbolo de este día es el famoso monigote de papel. Estas siluetas, recortadas de papel de periódico u hojas en blanco, se colocan en la espalda de compañeros y amigos despistados, en forma de broma o inocentada.

¿Sabéis cómo se llaman estos muñecos? Su nombre es llufes. En Cataluña, este término, se utilizaba para designar a los espíritus, parecidos a las hadas y los duendes.

 inocente-muneco

En Francia, el uno de abril se celebra una fiesta similar, llamada “poisson d’avril” (pescado de abril). Ese día los franceses se gastan bromas y además, en vez del clásico monigote que nosotros conocemos, utilizan una silueta de un pez para pegarla en la espalda de los “inocentes”.

También otros países como  Italia, Polonia, Portugal o Alemania, celebran esta fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *