A veces los animales enseñan más que las personas

Esta es la historia de Herman e Himalaya, un niño con síndrome de Down y su mascota.

Es un vídeo realmente conmovedor, yo ya lo vi hace tiempo en YouTube, pero no ha sido hasta ahora cuando los medios se han hecho eco de ello.

El vídeo fue grabado por la madre de Herman, Ana, que observó con detenimiento como Himalaya insistía una y otra vez para que Herman jugara con ella. Al final, consiguió que el pequeño le tocara suavemente una pata y la cabeza.

Sobran las palabras, os dejo el vídeo para que lo veáis y juzguéis vosotros mismos, como a veces, los animales, enseñan más que las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *