Emmanuel Kelly, una historia de superación

Hoy no voy a escribir ninguna noticia, hoy lo que quiero presentaros a Emmanuel Kelly. Encontré el vídeo de su historia en YouTube, y me gustaría compartirla con vosotros.

Superación. Esa es la palabra que define a este joven iraquí. Fue encontrado, junto a su hermano, dentro de una caja de zapatos, en medio de la guerra que asola su país, y fueron llevados a un orfanato. Allí, Moira Kelly, su mamá, la mujer que decidió llevarles a Australia para alejarles de aquella situación tan terrorífica y poder someterles, inicialmente, a varias cirugías, acabó enamorándose de ellos (normal…) y les adoptó. “Mi héroe sería mi mamá”, dice Emmanuel.

Emmanuel, descubrió que su vocación era cantar, y con el apoyo de su madre y su hermano, se presentó a las audiciones del programa ‘The X-Factor’, cantando nada más y nada menos que, ‘Imagine’, de John Lennon.

Durante la actuación, las emociones de los miembros del jurado se ponen a flor de piel, y Emmanuel, consigue un ‘SÍ’, unánime para pasar a la siguiente fase del concurso.

Cada vez que veo este vídeo, no puedo evitar que se me ponga un nudo en la garganta, que hace que se me salte alguna lágrima, pensando en la cantidad de cosas por las que me amargo y me preocupo cada día. ¡Eso no tiene ninguna importancia!
Como dice una de las chicas del jurado al final del vídeo: “Simplemente hace que todo lo que te preocupa… ¡sea patético!”.

Todos, absolutamente todos, nos quejamos al final del día, de lo duro que ha sido el trabajo, del atasco que hemos pillado al volver a casa, de todo lo que tenemos que estudiar… ¿Creéis que eso es realmente importante?

Hay miles de personas en el mundo como Emmanuel, quizá no físicamente, pero sí en su situación de inferioridad física, respecto al resto. Pero, permitidme que os diga una cosa, no son ellos los que se encuentran en inferioridad, sino nosotros. Son las personas como Emmanuel, las que valoran los detalles, las pequeñas cosas, que muchas veces a nosotros se nos escapan. Admiro, y siempre admiraré la actitud y la fuerza de superación, con la que cada día, personas como él afrontan su vida, y las barreras que la propia sociedad les impone. Pero, este chico, demostró, que con valentía, coraje y sin miedo a las limitaciones, se puede llegar muy lejos.

Os propongo una cosa, y a mí la primera, antes de quejarnos por el mal día que hemos tenido, lo cansados que estamos al acostarnos… pensemos en si eso es realmente importante.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *