Nuevas reformas de la Ley, centradas en los menores

El Gobierno realizará cambios en la ley.

El plan estratégico, que parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, incluye modificaciones como la elevación de la edad mínima para contraer matrimonio, de los 14 a los 16 años o la de incluir como víctimas en la Ley de Violencia de Género a los hijos de las mujeres que sufren malos tratos o fallecidas por agresiones de violencia de género.

  • Aumento de la edad para casarse. Actualmente, en nuestro país, la edad mínima para contraer matrimonio se sitúa en 14 años. El Gobierno modificará el Código Civil para elevarla a los 16, y ajustarse así a las de otros países europeos, como Francia o Italia, donde la edad mínima para casarse está fijada en 18 años.
    El siguiente paso, dice el Ejecutivo, será debatir la modificación de la edad de consentimiento para mantener relaciones sexuales, actualmente fijada en 13 años, la más baja de toda Europa.
  • Violencia de género. El Gobierno cambiará la ley Integral contra la Violencia de Género, establecida en 2004, para incluir como víctimas a los menores, hijos de mujeres que sufren malos tratos o fallecidas a causa de violencia machista. La reforma, prevista en el anteproyecto de Ley de Protección a la Infancia, asegura que los hijos de mujeres maltratadas sufren directa o indirectamente una violencia que condiciona su desarrollo y bienestar, pudiendo causar problemas en su salud.Entre los cambios, y pese a la insistencia de las organizaciones de mujeres, el Gobierno no prevé modificaciones para agilizar los procesos de retirada de custodia o el derecho de visitas a los hijos para los imputados por violencia machista.
  • Servicios médicos. Se establecerá una norma que permitirá a los menores  hacer uso de las atenciones pediátricas hospitalarias hasta los 18 años. Actualmente, a los 14 años los pacientes pasan a unidades de adultos.

Niños - Dibujando periodistas

  • Internet. El Código Penal, contará con nuevos tipos delictivos como el ciberacoso o el grooming, donde un adulto se gana la confianza de un menor con el fin de lograr concesiones de índole sexual. Además, los servidores de internet contarán con filtros para impedir a los menores acceder a contenidos perjudiciales.
  • Impacto sobre la infancia. El proyecto, contará con un informe sobre el impacto en la infancia de todos los proyectos de ley y reglamento, igual que se hace con el impacto de género.

 

Todas estas medidas se encuentran dentro del Plan de Infancia y de Adolescencia para 2013 a 2016 aprobado, el pasado viernes 5, en el Consejo de Ministros.

Según explicó la ministra de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad, Ana Mato, el Plan contará con una dotación de 5.159 millones de euros para los próximos cuatro años, entre el Ministerio, las Comunidades y las entidades locales; y será un marco de trabajo muy valioso para el presente y el futuro de las políticas de infancia españolas.

En efecto, los niños son los más afectados y quizás, en algunos aspectos, poco defendidos ante la ley, las nuevas reformas que propone el gobierno me parecen necesarias, aunque no suficientes. Puede prohibirse contraer matrimonio antes de los 16 años, pero, ¿por qué en pleno siglo XXI siguen existiendo este tipo de prácticas? Puede ser cultura, tradición, lo que queráis, pero el mundo ha avanzado, y estas prácticas, estas costumbres deberían evolucionar, la mujer debería poder decidir, todos tenemos los mismo derechos y estamos, o deberíamos estar en igualdad de condiciones, nadie es más que nadie; lástima que aún existan culturas en las que las mujeres y sobre todo las niñas se ven sometidas al control de los hombres.

En el caso de los servicios médicos estoy totalmente de acuerdo, muchos niños o padres, se encuentran reticentes a que los menores sean tratados como adultos y en temas de hospital tengan que compartir estancia con otras personas. Cumplir 18 años, implica un cambio total y me parece muy bien que se espere hasta esa edad para cambiar al pediatra.

En cuanto al uso de internet, debido al gran avance de las nuevas tecnologías y del mundo de las redes en el que vivimos, creo que debería extenderse mucho más la vigilancia y las restricciones en este ámbito, ya que los menores pueden no entender o no ser totalmente conscientes de que lo que hacen en internet puede tener unas consecuencias graves a largo plazo. Precisamente, en estos días han corrido por la red varios vídeos de menores realizando prácticas sexuales; algo que podría ser una simple broma, puede acabar en tragedia, por el acoso y los comentarios crueles que pueden llegar a través de la red, sin irnos muy lejos, el caso de Amanda Tood, la adolescente canadiense que se suicidó debido al acoso que recibía a través de redes sociales.

Por supuesto que también se debe tener en cuenta, estudiar cada caso de forma individual, cada familia, cada niño, cada situación es un mundo completamente distinto, y en todos los casos debería aplicarse una medida justa, pero, JUSTA, con mayúsculas e implicando el significado de esta palabra, no lo que venimos viendo últimamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *