¿Os imagináis no poder decir nunca “Te quiero”?

Se trata de una curiosa enfermedad que impide a los que la padecen saber cuáles son sus sentimientos, haciéndoles imposible distinguir entre una amistad o un amor.

¿Sabes qué es la alexitimia?

El término alexitimia es de origen griego, y significa dificultad para expresar afectos. Fue acuñado por el profesor de Psiquiatría de Harvard Peter Sifneos, en los años 70. Se trata de un desorden de tipo neurológico que genera en quienes la padecen, la  incapacidad de identificar y expresar sus sentimientos, por lo que tienen dificultades en las relaciones interpersonales.

Según su origen, pueden distinguirse dos tipos de trastorno, la alexitina primaria, es producida porque las estructuras neurológicas vinculadas con las emociones están dañadas, y la secundaria, es consecuencia de un trauma emocional grave o un desorden en el aprendizaje emocional.

Según los últimos estudios realizados por la Sociedad Española de Neurología (SEN), al menos el 10% de la población mundial padece este trastorno.

Pareja - Dibujando periodistas

Tal y como explica el profesor Pablo Duque, coordinador de la Sección de Neuropsicología de la Sociedad Española de Neurología (SEN), estas personas tienen dificultades en las relaciones interpersonales porque no son capaces de delimitar por ejemplo el amor y la amistad, y sufren dificultades para involucrarse en una relación.

Además, tenemos que tener en cuenta que las decisiones que tomamos, vienen marcadas por los sentimientos, que influyen de manera notable en la atención, la memoria y el razonamiento que lleva a cabo el intelecto.

Las personas que sufren alexitimia tienen más complicado tomar decisiones y crear vínculos sociales, ya que no cuentan con la valiosa información que proporciona la interpretación de los sentimientos.
Te quiero - Dibujando periodistas

Ahora que sabéis lo que es la alexitimina, paraos un momento y pensad, ¿cómo sería vuestra vida si no pudierais decir “Te quiero”?

A mi, me cuesta mucho decir “Te quiero” y expresar mis sentimientos, y es más, se me da mejor expresarlos por escrito; pero cuando siento algo se me nota perfectamente.

Pensándolo después de escribir este artículo, creo que todos, y me incluyo a mí misma, deberíamos aprovechar la capacidad que tenemos para decirle a los que están a nuestro alrededor todo lo que significan para nosotros, para que no pueda llegar un día, en el que nos arrepintamos de no haberlo hecho.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *