Pablo Pineda busca un mundo mejor

Me gustaría que vierais esta entrevista que Bertín Osborne le hizo a Pablo Pineda en el programa Un mundo mejor. Sin ninguna duda, excepcional.

Creo que aún tenemos mucho, muchísimo que aprender de estas personas especiales.

Me quedo con estos extractos de la entrevista, para reflexionar sobre lo que me rodea en mi vida diaria, para pensar siempre, antes de abrir la boca. Y ayudar, empezando por mí misma y después en conjunto, a reducir las barreras, los prejuicios, y a aumentar la tolerancia hacia todas las personas, no solo con discapacidad, sino todas las que son diferentes a mí.

Según escuchaba la entrevista, se me venían mil cosas a la cabeza, la pregunta que se hace Pablo: “Yo veo una chica guapa, guapísima, que me gusta, pero ¿tú crees que esa chica se enamoraría de mí? Y cuando va al padre y le dice: “Papá, me he enamorado de un síndrome de Down”.” ¿Qué pasaría si llegara una chica a casa y dijera: “Papá, me he enamorado de un chico con síndrome de Down”?

Yo no puedo responder a esta pregunta, porque ahora mismo, no sé lo que significa ser madre, y creo que ni siquiera me puedo imaginar lo que se siente. Así, que decidí preguntarle a mi padre, que me respondería, y sin explicarle más le dije: Papá, ¿qué me dirías si un día llego a casa y te digo que me he enamorado de un chico con síndrome de Down?

PAPÁ: “Me gustaría conocerle porque tiene que ser buena persona. Tiene que ser especial para que te guste siendo como eres. No podría opinar sin conocerle. Siendo como eres tú como persona y en lo que buscas, él tiene que ser muy especial”.

Me quedé bastante sorprendida con esta respuesta de mi padre, ¿y vosotros, que creéis que responderían vuestros padres? Si se lo preguntáis me encantaría leer vuestros comentarios.

Pablo Pineda Un mundo mejor La2 - Dibujando periodistasOtra pregunta que le hace Bertín a Pablo en la entrevista que me ha llamado mucho la atención: ¿Para ti, que es lo mejor, y lo peor de tener síndrome de Down?

“Lo mejor del síndrome de Down, es la alegría. Los Down somos gente muy alegre, tenemos muchos sentimientos, y siempre hay sentimientos positivos. Y lo peor, es difícil, yo siempre saco cosas positivas del síndrome de Down… Yo creo que lo peor no está en el chico o la chica con Down, está fuera. Son esas barreras, son esos prejuicios los que afean al Down, no es el propio Down, porque como he dicho antes, nosotros somos gente sin maldad”.

Con esta respuesta de Pablo, me replanteo un montón de cosas, y tengo que decir, que hace unos años, yo no veía a las personas con síndrome de Down de la misma manera en la que lo hago ahora. En mi barrio hay un chico que siempre va con su madre y un perrito de juguete y me encanta cruzarme con ellos por la calle, porque ver ese amor, esa dulzura y esa sonrisa, sin maldad, te hace olvidarte por unos minutos de lo que te rodea.

Al final de la entrevista, Pablo reflexiona sobre la sociedad: “le sobra hipocresía, individualismo, pesimismo, y le falta autenticidad, expresividad, tolerancia hacia las personas diferentes”…

Os invito a reflexionar sobre cómo podemos, cada uno, con nuestro granito de arena, mejorar la sociedad en la que vivimos.

¿Qué le pides a la vida? “A la vida yo le pido, que alguna vez no haga falta que Pablo Pineda esté de plató, ni de periódico en periódico, sino que algún día, los chicos con síndrome de Down estén donde tienen que estar. Votando, en un bar tomándose una copa, dándole un beso a una chica en la calle, comprando, teniendo una pareja, una familia, y que eso sea lo más normal en la sociedad”.

Un comentario

  • Me encanta eschucar a Pablo Pineda, por que me motiva a seguir luchando por mi hijo Nicolas que es DOWN , sobre todo por que vivimos un en un país donde las oportunidades para nuestros niños con déficit cognitivo no son las mejores, y si no se cuenta con los recursos para pagar una buena educación, que por cierto es bien costosa las probabilidades de mejorar en cuanto a su aprendizaje son muy pocas.
    seria genial encontrar a una persona de buen corazón que le diera una oportunidad a mi hijo, para que pudiera tener educación de alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *