Se inaugura el ‘Centro Maktub’ para trasplantes de médula ósea

La creadora de este proyecto ha sido la Fundación Aladina, una entidad privada y sin ánimo de lucro que surgió en 2005 para ayudar a los niños con cáncer y a sus familias, tanto en necesidades materiales como con apoyo psicológico, para que consigan luchar contra esta terrible enfermedad y sus consecuencias, siendo tan vulnerables.

dibujando periodistas-centro-maktub-habitacion

Una de las habitaciones del centro | Imagen: Fundación Aladina

La construcción del Centro Maktub se ha realizado en el Hospital Niño Jesús de Madrid y ha costado 500.000 euros. Además, es pionero en el campo de los trasplantes de médula y todos los que colaboran y trabajan en él se han volcado para prestar ayuda a todos los niños y adolescentes que padecen cáncer.

El proyecto ha sido posible realizarlo gracias a la ayuda de la productora de la película ‘Maktub’, escrita y dirigida por Paco Arango, aunque también han contado con la colaboración de diversas entidades como Aristocrazy, Peugeot y Runnymede College, entre otras.

Pero no son los únicos que han aportado su granito de arena, ya que el actor y director Santiago Segura ha participado en el spot de presentación del nuevo centro, junto a Gabi, una niña enferma de 12 años.

En mi opinión, este vídeo de presentación me gusta porque transmite bastante fuerza. Ese toque de humor entre Gabi y Santiago Segura al hablar del centro nuevo produce optimismo, Gabi te transmite sus ganas de vivir, de luchar contra esta horrible enfermedad, transmite felicidad a pesar de lo duro que debe ser convivir con esa patología. Pero a mí lo que me comunica es que se puede con todo y que no hay que rendirse jamás ante nada.

Si tu también quieres aportar tu granito de arena en esta causa, para ayudar a los niños enfermos de cáncer a llevar su enfermedad algo mejor,

Envía SONRISA al 27995.

dibujando periodistas-logo-fundacion-aladina

Logo Fundación Aladina

También puedes leer este post de Tamara López Fernández en su blog, Periodista Curiosa.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *