Las caricias son esenciales para reforzar los lazos sociales

Caricias-manos-dibujando-pe

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Aalto, Finlandia, concluyó que las caricias pueden contribuir a reforzar las relaciones sociales.

A todos nos gusta que nos acaricien, especialmente si es nuestra pareja. Según el psicólogo Matthew Hertenstein, esta forma de lenguaje corporal puede revelar sentimientos profundos e incidir en el bienestar físico y emocional de las personas. Está demostrado que estimular los receptores táctiles puede reducir el estrés, además de generar sensaciones de alegría y felicidad.

Otro estudio, en la universidad de Carolina del Norte, reveló en 2004, que las caricias y los abrazos ayudan al funcionamiento del corazón de las mujeres, dado que aumentan los niveles de oxitocina y reducen la presión arterial, evitando el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

caricias - dibujando periodistasTeniendo en cuenta todo lo que os he explicado anteriormente, expertos de todo el mundo han analizado cómo esta y otras formas de contacto, como los besos, pueden mejorar tanto la salud como las relaciones humanas.

Científicos de la Universidad de Aalto, en Finlandia, han realizado uno de los últimos hallazgos al respecto. Los profesionales convocaron a un grupo de parejas y midieron las respuestas ante esta forma de contacto corporal. Nueve hombres fueron sometidos a tomografías por emisión de positrones (TEP), que se trata de una tecnología que permite construir una imagen en 3D del cerebro; cada uno de ellos fue conectado al escáner mientras era acariciado por su pareja. Y en una segunda sesión, volvieron a ser analizados a través de las TEP pero sin estimulación sensorial. Con esto, los investigadores examinaron cuántas uniones ocurrieron en los receptores opioides del cerebro, que son los encargados de regular la transmisión del dolor y determinar las respuestas ante este estímulo.

Los resultados de las tomografías muestran que las caricias entre humanos son capaces de disminuir los opiáceos naturales en las áreas del cerebro llamadas cuerpo estriado ventral y corteza cingulada anterior. Contrariamente a lo que esperaban los científicos, pues estos pensaban que los niveles de opiáceos aumentarían, este hallazgo determinó que los opioides podrían funcionar de una manera similar a un analgésico: no surten efecto cuando el cuerpo no los necesita.

¿Qué opinas de este estudio? ¿Crees que las caricias son esenciales a la hora de afianzar relaciones sociales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *