Sobrevive un bebé que nació con medio corazón fuera del cuerpo

Audriana Cardenas, nació con una extraña malformación llamada ectopia cordis, solo afecta a uno de cada ocho millones de niños en el mundo.

Se trata de una enfermedad congénita en la que se produce la separación completa o parcial del esternón, asociado a una ubicación anormal del corazón, por fuera de la caja torácica.

Los médicos detectaron la malformación del feto durante el embarazo, pero su madre, no dudó en seguir adelante. Declara, que siempre tuvo fe, y que sabía que había una razón por la que ella estaba ahí.

Gracias a una complicada operación, de seis horas de duración, llevaba a cabo por los médicos del hospital infantil de Texas (EEUU), donde nació la pequeña, han conseguido recolocar la parte del corazón que se encontraba fuera del cuerpo, y reconstruir así el pecho de la recién nacida.

Según los médicos, la niña evoluciona bien, y no tendrá problemas en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *