Una nueva iniciativa, en la que mujeres ciegas ayudan a detectar el cáncer de mama

Yo siempre he creído que cada uno tiene un papel en la sociedad, y que no importa si tienes una discapacidad, porque si la tienes, es para que puedas desempeñar una función que otros no pueden.

Eso es lo que el ginecólogo alemán Frank Hoffmann ha demostrado, poniendo en marcha un proyecto que pretende integrar a las mujeres con discapacidad visual en los procesos de detección del cáncer de mama.

Esta iniciativa, recibe el nombre Discovering Hands’ (descubrimiento de las manos), y fue presentada el pasado viernes, en España, durante la jornada “Innovando en Discapacidad”, organizada por la Fundación ONCE y Ashoka, la mayor red internacional de Emprendedores Sociales Innovadores.

Tal y como ha explicado Hoffmann, esta iniciativa surgió cinco años atrás, con el objetivo de integrar a las mujeres ciegas en tareas de detección del cáncer, debido a su especial sensibilidad a la hora de localizar cualquier bulto imperceptible para una persona vidente.

El proceso cuenta con un sistema de orientación, basado en cinco tiras de braille, colocadas alrededor del pecho, con coordenadas  de color que permiten diagnosticar cualquier anormalidad o bulto.

Además, según el último estudio realizado por Essen University’s Women’s se confirmó que estas evaluaciones intermedias lograron detectar más tumores que los propios médicos.

Mujeres ciegas y cáncer de mama - Dibujando periodistas

“Estas y otras iniciativas revelan que todo el mundo puede contribuir al bien social. No hay nadie que no pueda hacer nada y la discapacidad no es realmente discapacidad sino que es la capacidad para hacer otras cosas”, dice el experto.

En la actualidad, un total de 20 mujeres ya han sido formadas para esta labor y 18 hospitales ofrecen la prueba en sus consultas ginecológicas. Durante los próximos años, explica Frank Hoffmann, se espera que 70 mujeres ciegas hayan recibido formación, para seguir avanzando hasta contar con 300 ó 400 mujeres que puedan llevar a cabo esta función.

Cada uno tiene su lugar, y tener una discapacidad no significa ser inútil. Cualquier persona, sea cual sea su minusvalía puede desempeñar funciones dentro de la sociedad como cualquier otra. Ya os contamos, hace unos días, que el nuevo programa de La 2 iba a integrar a cinco jóvenes discapacitados en las labores de un hotel de lujo de Madrid; porque, no son discapacitados, tienen capacidades diferentes.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *